Influenciadores, embajadores de marca… las empresas ven en estos perfiles un gran canal de marketing para llegar y generar un mayor impacto y credibilidad sobre sus productos de cara a los consumidores, pero en muchas ocasiones las empresas siguen viendo el marketing de influencia como un medio para buscar la difusión y venta directa con un claro carácter de egocentrismo corporativo, en lugar de pensar en una estrategia conjunta con los emjabadores de la marca a largo plazo donde el beneficio será común.

embajador-marca

 

Por este tipo de acciones me refiero a buscar la promoción sin sentido pensando en volumen y no en calidad, el retweet de hacer por hacer intentando que se vea natural, ¿estamos locos? ¿seguimos queriendo engañar a los usuarios?¿cuándo las empresas aprenderán?

Cuando hablamos de embajadores de marca deberíamos ver la opción de generación de contenidos conjuntos en distintos formatos: audio, video, texto, creación de premios para poner el valor el trabajo tanto del cliente interno como externo, estudios conjuntos… de tal manera que el marketing de influencia sea realmente una estrategia efectiva de aportación de valor multidireccional.

marketing-influencia

 

Este post solo es una reflexión de un tipo de uso creciente que llevo viendo los últimos 24 meses por parte de numerosas empresas, y que últimamente observo con mayor frecuencia y que no para de preocuparme, sobretodo, porque refleja la filosofía de la empresa hacia su cliente, y si no avanzamos en términos de poner al cliente verdaderamente en el centro de la estrategia como lo más importante, poco valor nos aportará las nuevas tecnologías al negocio.

A continuación quiero mostraros un ejemplo real de intentos con poco valor por parte de marcas, aunque por respeto he ocultado el nombre de la persona y empresa:

mala-practica-influencia

 

¿Qué otras malas prácticas en marketing de influencia has visto por parte de marcas?

 

via Juan Merodio http://ift.tt/1Ki3aWc

Advertisements