¿El micromarketing es nuevo? No, ya se habló de él en 1988 por Ross Nelson Kay, lo que sucede es que a día de hoy las nuevas tecnologías  hacen al micromarketing más eficaz y rentable  gracias al crecimiento también de micro-culturas sociales y la diversidad y aplanamiento de la famosa Curva de Bell.

micromarketing-usuario

 

Cuando hablamos de social media podemos imaginarlo como un mundo virtual de millones de personas generando contenidos para sus amigos, familiares, personas desconocidas… y no a todos les interesara todo el contenido sino que sigues a la gente que consideras interesante, haciendo micronichos de feeds de información segmentada tanto por ti como por los propios algoritmos de las redes sociales como es el caso del edgerank de Facebook.

A las empresa les sucede los mismo, lo que pasa es que en muchas ocasiones intentan llegar a más gente de la que deben, en lugar de pensar en términos de micromarketing parcelando el contenido para cada uno de esos nichos, asegurándose un mayor engagement por los usuarios.

Los usuarios consumen contenido que estimula su mente y sus sentidos, es decir que genera algún tipo de emoción en ellos, y este contenido no siempre tiene que ser el más informativo, pero si es el que provoca la reacción en el usuario, por lo que podemos incluso pensar en dos niveles de contenido, el que provoca la reacción y el que genera el valor informativo.

En resumen, debemos pasar de la interrupción a la interacción segmentada focalizando las acciones en términos de micromarketing

 

¿Tus estrategias de marketing se basan en esta filosofía?

 

via Juan Merodio http://ift.tt/1QASfNB

Advertisements